Historia

SEMBLANZA HISTÓRICA DE  LA ALERGIA EN  OTORRINOLARINGOLOGÍA


Para hablar de la materia de Alergia en Otorrinolaringología en México, es inevitable remitirnos al origen de ésta en los Estados Unidos, que es donde surge, toma cuerpo, se convierte en una sub especialidad y es reconocida por las autoridades de salud de ese país.

La historia se inicia teniendo como antecedente el descubrimiento de los procesos alérgicos en el siglo XIX y el desarrollo de la inmunoterapia por el Dr. Leonard Noon, discípulo del Dr. Jenner, ya en inicios del siglo XX., cuando introduce el concepto de que la alergia es causada por toxinas, que pueden ser neutralizadas por antitoxinas, como en la vacuna contra el sarampión, concepto erróneo pero con buenos resultados con el tratamiento propuesto.

Posteriormente el Dr. Joseph Goodale, otorrinolaringólogo, reconoce a la alergia como una de las causas más frecuentes de los padecimientos otorrinolaringológicos. En 1921 un residente de la especialidad de Otorrinolaringología de la Clínica Mayo, el Dr. French Hansel, a quien se le reconocerá posteriormente como el padre de la alergia en otorrinolaringología, hace una tesis sobre rinitis vasomotora y descubre en el estudio de 100 casos que la inmensa mayoría eran alérgicos puesto que resultaban positivos a las pruebas cutáneas de alergia.

Posteriormente durante su estancia en el Departamento de otorrinolaringología de la Universidad George Washington de San Luis Miss., donde hace una investigación en los especímenes quirúrgicos de mucosa sinusal, en casos  de rinosinustis y nota que en todos  existe una infiltración importante de eosinófilos y células plasmáticas, sugiriendo de manera importante un factor alérgico. Esto despierta inquietud y mayores investigaciones que dan como resultado la estrecha relación entre los padecimientos otorrinolaringológicos y la alergia. Estos hallazgos  provocan gran interés en muchos médicos de gran reputación en el campo de la especialidad, como el  Dr. Howard House, quien de inmediato reconoce la importancia de la alergia introduciéndola  como parte de los procesos de investigación y terapéuticos en la House Clinic.
Los trabajos del Dr. Hansell derivaron en un creciente interés en  los médicos otorrinolaringólogos y en 1921 logro que se agregara la Clínica de Alergia como parte del departamento de Otorrinolaringología de la Washington University.

Al paso de los años,  bajo su tutela, se formaron  muchos médicos, creando gran cantidad de trabajos e investigaciones, en 1941 bajo su iniciativa se formó la American Society of Opthalmological and Otolaryngological Allergy (ASOOA) con la participación inicial de 40 miembros, entre ellos algunas personalidades como el Dr. Howard House, Víctor Goodhill,  George Shanbough, Sam Sanders, Russell Williams y Eugene Derlacki.

El Dr. Hansell gracias a su intuición desarrolló la técnica  de titulación, método de análisis cuantitativo de la sensibilidad alérgica, para  el diagnóstico y  el tratamiento, denominándola  Titulación serial de punto final (Serial Endpoint Titration), actualmente  conocida como titulación de punto final en piel (Skin Endpoint Titration) lo que creo una separación de las técnicas usadas por los alergólogos, provocando  una gran controversia entre los alergólogos y los otorrinolaringólogos  que perdura hasta la fecha.

Al equipo de médicos del Dr. Hansell se le agrego el Dr. Herbert Rinkel quien con el tiempo modificó su técnica, así como los conceptos de la alergia cíclica a alimentos.
Estas fueron las bases para desarrollar otros conceptos como la hipersensibilidad a químicos, así como los de provocación y neutralización, técnicas que han provocado resultados extraordinarios y modificado conceptos de la Inmunología , pero que han ahondado la división entre alergólogos y otorrinolaringólogos. Sin embargo debemos hacer hincapié que estos avances han sido la contribución que la alergia en otorrinolaringología ha aportado a la ciencia.

Se debe mencionar que el Dr. Rinkel fue un incansable luchador por los derechos de los otorrinolaringólogos para tratar la alergia de manera integral y fue también el que institucionalizo la enseñanza a través de cursos.

Fue una larga lucha legal para que se reconociera formalmente a la práctica de la alergia en la otorrinolaringología y  fue hasta 1976 en que se formó el Consejo de la American Academy of Otolaryngic Allergy (AAOA), dando fin a innumerables batallas y que hoy sea reconocida por todas las autoridades y sociedades médicas estadounidenses, imponiéndose el concepto de que si el 50% de la patología otorrinolaringológica se debe a procesos alérgicos es obligación del médico otorrinolaringólogo  conocer a profundidad y dominar el tratamiento de las alergias.

EVOLUCIÓN EN MÉXICO


La historia de la Alergia en Otorrinolaringología se inicia en 1994 durante los trabajos del Congreso Anual de la Federación Mexicana de Sociedades de Otorrinolaringología de la República Mexicana (FESORMEX) en la ciudad de Monterrey, se presentó el Dr. Richard Treviño, quien en esa época era presidente de la American Academy of Otolaryngic Allergy (AAOA),  con una conferencia acerca de la Alergia en Otorrinolaringología, lo que despertó el interés del entonces presidente de la FESORMEX , Dr. Antonio Alcázar, lo que derivó en una invitación de éste para que el Dr. Treviño diera un curso a los médicos otorrinolaringólogos del país que estuvieran interesados y enseñarles los conceptos y técnicas para el tratamiento de la alergia en otorrinolaringología, invitación que fue aceptada y días después se dieron los primeros pasos para organizar el 1er curso que se llevó a cabo en la ciudad de Guadalajara los últimos 3 días del mes de junio de 1995, curso impartido en su totalidad por el Dr. Treviño y su equipo de colaboradores.

    Este curso inicial sirvió para despertar el interés de la mayoría de los 60 alumnos que asistieron, se dieron los lineamientos y principios básicos de la inmunología y de la técnica del Skin Endpoint Tritation (SET), solicitándole al Dr. Alcázar la organización de otros cursos que sirvieran para reforzar técnicas y conceptos hasta lograr el entrenamiento suficiente para poder ponerlos en práctica en nuestros consultorios y clínicas.

El 2º curso se realizó 6 meses después, esta vez con la participación del Dr. Treviño y la colaboración del Dr. Alcázar que ya empezaba a destacar como maestro, este 2º curso tuvo una afluencia mayor, de ahí nació la necesidad de ampliar los conocimientos así como reforzar lo ya aprendido tanto en lo teórico como en lo práctico, organizandose el 3er curso y durante el mismo se vio la necesidad de ampliar los conocimientos por lo que se decide realizar el 1er Curso de Avanzados, a éste el Dr. Treviño invito al Dr. William Rea, investigador y director de Academia Americana del Medio Ambiente, quien nos introdujo en los conceptos básicos de la hipersensibilidad a químicos y la teoría y práctica de la técnica de provocación y neutralización, así como en la medicina ambiental.

Estos dos profesionistas junto con el Dr. Alcázar han asistido como profesores a cada uno de los cursos organizados por la SOMAO.

Posteriormente los cursos se programaron cada 6 meses, divididos en un curso básico y otro de avanzados, aumentando el número de alumnos en cada uno de ellos ya que se sumaban a los nuevos alumnos a los que ya habíamos tomado cursos anteriores.

En 1997 dado el crecimiento en el  número de médicos otorrinolaringólogos interesados y practicantes de la alergia se fundó la Sociedad Mexicana de Alergia en Otorrinolaringología, (SOMAO) lo que se tradujo en una mejor organización y se proyectó hacia un crecimiento basado en la enseñanza, siendo presidida en su inicio por el Dr. Antonio Alcázar Pineda.

Bajo ésta organización se han llevado a cabo múltiples cursos básicos para la enseñanza de la alergia a inhalantes y los avanzados para alergia a alimentos y sensibilidad a químicos; se ha participado activamente en los congresos nacionales de la FESORMEX y de la SMORL y CCC impartiendo mesas redondas y minitalleres. Desde hace 15 años se ha organizadonuestro congreso en diversas ciudades de la república mexicana,contando con profesores extranjeros de gran prestigio a los que se han sumado profesores mexicanos de gran calidad, aportando conocimientos que han enriquecido ésta área de nuestra especialidad.

Los múltiples cursos y congresos que se han llevado a cabo han contado con el aval del Consejo Mexicano de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello, otorgando puntos para la recertificación.

Existe entre los colegas de nuestra especialidad, al igual que en otras, la controversia de que si el tratamiento integral de la alergia -modificación ambiental, terapeútica farmacológica e inmunoterápia- debe estar dentro del campo del otorrinolaringólogo, sin embargo los médicos que la practicamos, la consideramos como una herramienta indispensable para brindar  a nuestros pacientes alérgicos la posibilidad de llevar una vida con calidad, ejerciendo la especialidad de manera integral.

El incremento de la contaminación ambiental en sus diversas manifestaciones, con el consiguiente deterioro de los entornos laboral, habitacional y recreacional, por la exposición a una gran cantidad de substancias químicas en el aíre, agua, tierra, alimentos y la presencia cada día mayor de diversos tipos de radiaciones electromagnéticas,  han provocado la emergencia de diversas enfermedades que se pueden englobar en la Sensibilidad Química Múltiple.

Este tema  también ha provocado controversia entre los otorrinolaringólogos, el cual es considerado como poco científico por un grupo de colegas, y en el extremo opuesto,  otorrinolaringólogos preocupados por el daño a la salud de sus pacientes, de ellos mismos y sus familias, se preparan asistiendo a diversos foros internacionales de medicina ambiental, para contar con una herramienta más para el tratamiento adecuado de éstas patologías emergentes.

El aceptar o no éstas manifestaciones de sensibilidad química queda en la conciencia de cada quien y es parte de la diversidad y tolerancia  que existe en la SOMAO y MA, debiendo existir el respeto mutuo,  teniendo siempre como fín principal la recuperación de la salud de nuestros pacientes, quienes depositan su confianza en nuestros conocimientos y habilidades.

Comparte ahora: